Centrales azucareros activos en la provincia de Camagüey. Foto editada: Raudel Fernández Fernández.

Los cuatro centrales azucareros activos en la provincia de Camagüey se autoabastecen de energía, y a su vez aportan al Sistema Electroenergético Nacional (SEN) durante los horarios de mayor demanda en el día, utilizando para la generación el bagazo -la caña de azúcar después de procesada para sacarle el jugo-, lo cual ayuda a disminuir el consumo de diésel.

En lo que va de zafra, estos centrales han entregado 814,6 megawatt/hora en el llamado horario pico, tanto por el día como por la noche, y de ellos descontando el consumo de las industrias, quedan poco más de 500 MW limpios, según precisó a la Agencia Cubana de Noticias, Mercedes Jacob Cabrera, jefa de la Sala de Análisis de la Empresa Azucarera Camagüey (EAC).

Superan su plan de autoabastecimiento el Siboney, y el Panamá, con un 119 y 117 por ciento, respectivamente, mientras que el Carlos Manuel de Céspedes y el Batalla de Las Guásimas sobrepasan en menor medida el ciento por ciento. Hasta la fecha, el territorio ha entregado cinco mil 308 MW/hora al SEN, puntualizó Jacob Cabrera.

Por otra parte, el uso del bagazo del colindante central Céspedes, favorece también a la producción de azúcar refino en la industria Ignacio Agramonte, en el municipio de Florida, hoy al 78 por ciento de su capacidad potencial.

La refinería camagüeyana que comenzó su producción a mediados de enero, se propone tributar 56 mil toneladas del dulce este año, destinadas al consumo social de varias provincias del país.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *