Central Argeo Martínez de Guantánamo.

En 46 días de zafra azucarera en Guantánamo, el central Argeo Martínez, único en activo en el territorio, aprovecha apenas el 47 % de su potencial de molida, y le debe al plan de producción casi la mitad del volumen de azúcar previsto para la etapa.

En Guantánamo los pronósticos de productividad y eficiencia anunciados inicialmente como posibles pilares de la actual contienda azucarera en esta provincia, hacen agua, empujados por tres enemigos: la arrancada a destiempo, la lluvia y la «caña dejada».

Estos problemas le ha restado a la producción diaria un promedio superior a las 85 toneladas de azúcar por jornada, de los volúmenes planificados en los primeros 46 días de contienda, según datos ofrecidos a Granma por la  ingeniera Violeta Mesa Castillo, directora de la Empresa Agroazucarera Guantánamo (EAG).

La zafra arrancó a finales de noviembre, con diez jornadas de atraso», explicó Violeta; todo ello para garantizar la calidad de las reparaciones en la caldera y el tren de engrane del central Argeo Martínez, único ingenio en activo en el territorio.

A la arrancada tardía, continuó explicando Mesa Castillo, se suman la humedad del terreno y el deterioro de los caminos, consecuencia de las lluvias de diciembre y enero, que en varias ocasiones han interrumpido el corte y el tiro.

Más de una vez esa combinación de factores adversos ha impedido satisfacer el «apetito» del ingenio, que al entrar en pausa le adiciona deuda al plan de fabricación (alcanza solo el 51.6 % del volumen de azúcar previsto para las primeras 46 jornadas de zafra).

Pese a las tensiones, los azucareros del Guaso no escatiman esfuerzos para cumplir su compromiso de producción, algo que «aún es posible si el tiempo ayuda», opina Violeta Mesa Castillo: «La maquinaria del ingenio se ha comportado bien, las reparaciones fueron de calidad».

A partir de febrero la caña de frío debe aportar más azúcar, anunció la directora de la EAG. «Los 1 357 macheteros y los cinco pelotones de corte mecanizados, junto  los medios de tiro de la gramínea, están en disposición y posibilidad de honrar sus compromisos de producción.

«Queda suficiente caña en el campo, y extenderemos los cortes hasta el mes de mayo», concluyó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *