En las Tunas, el central azucarero Majibacoa, uno de los más eficientes de Cuba en las últimas zafras, marcha a la vanguardia en las reparaciones  entre sus similares de Las Tunas, al cumplir con el programa previsto, cercano al 50 por ciento de lo que debe ejecutarse hasta la última decena de octubre venidero.

Víctor Torres González, director del ingenio más joven de la provincia, inaugurado en 1986 por el General de Ejército Raúl Castro, actualmente Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, significó a la página web del semanario 26,  que hasta la fecha hay cinco días de adelanto al calendario, margen que piensan mantener para que la industria haga con tiempo suficiente las pruebas correspondientes antes de la arrancada, entre el 5 y el 10 de noviembre.

El directivo le atribuyó los buenos resultados a la disciplina laboral, la organización y un sistema de trabajo bien pensado y estructurado a partir del criterio de los obreros, técnicos y directivos de cada área.

Con esa combinación  –agregó Torres–,  más el buen comportamiento de los recursos, un sentido de pertenencia manifestado en jornadas que se extienden hasta las siete de la noche, incluyendo los sábados laborables, lograremos comenzar la molienda en la fecha programada.

Significó que más del 94 por ciento del colectivo dedica días de sus vacaciones a la rehabilitación de la maquinaria, lo cual es muy importante para cumplir con  los objetivos de concluir el 20 de octubre las reparaciones.

A la par de ese esfuerzo se avanza en la capacitación y preparación de la fuerza laboral, a partir del diagnóstico de las necesidades de superación técnica, la evaluación del desempeño de cada puesto de trabajo y de las interrupciones operativas imputables al hombre, para evitar tiempo perdido por ese concepto, subrayó el director del central Majibacoa.

En la contienda anterior esta industria fue la que más azúcar extra aportó a la Isla -ocho mil 234 toneladas- y el que menor tiempo perdido industrial reportó  -3,13 por ciento-, exponente revelador de la calidad que entonces gozaron las reparaciones allí ejecutadas.

El otro coloso azucarero de Las Tunas, el Antonio Guiteras, que debe  incorporarse a la molienda entre noviembre y diciembre,  marcha según el programa de reparaciones, mientras el Colombia se alista para procesar sus cañas y las pertenecientes a las del central Amancio Rodríguez, que  no arrancará su maquinaria en la contienda 2019-2020.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *