Una representación del sistema empresarial del Grupo Azucarero AZCUBA y de organizaciones afines rendirá este lunes homenaje al eminente investigador cubano Álvaro Reynoso Valdés, considerado el Padre de la Agricultura Científica Cubana.
El tributo de recordación consistirá en la tradicional peregrinación hasta su tumba en la Necrópolis Cristóbal Colón y coincidirá con el aniversario 190 del natalicio (1829-1888) del hombre que llegó a ser químico fisiólogo, agrónomo y tecnólogo industrial
Una ofrenda floral será colocada en el panteón que guarda sus restos y el Doctor en Ciencias Biológicas, Oscar Almazán del Olmo, Investigador de Mérito del Instituto Cubano de Investigación de los Derivados de la Caña de Azúcar, pronunciará un discurso sobre la obra de Reynoso Valdés, según el programa del encuentro.
En el acto de evocación histórica del célebre profesional, que en 1856 obtuvo el título de Doctor en Ciencias de la Universidad de Paris, participarán, entre otros, afiliados y directivos de la Asociación Nacional de Técnicos Azucareros de Cuba (ATAC).
Además, de la Empresa Importadora de la Agroindustria Azucarera (AZUIMPORT), de AZCUBA, que también cuenta con la de Servicios Técnicos Industriales (ZETI), la de Exportación de Servicios de Ingeniería, Asistencia Técnica, Equipos y Maquinarias (AZUTECNIA), y la de Transportación y Servicios a la Mecanización (TRANZMEC).
Igualmente, la de Logística (AZUMAT), la Comercializadora del Azúcar y sus Derivados (TECNOAZÚCAR), la de Servicios de la Agroindustria Azucarera (ESAZÚCAR) y la Tenedora de Acciones (ZERUS) o Sociedad Anónima de AZCUBA, de la Corporación Financiera Azucarera (ARCAZ), la Contratista para la Industria Azucarera (ECIAZ) y el Centro Nacional de Capacitación Azucarera (CENCA).
También radican en La Habana los institutos de Derivados de la Caña de Azúcar, de Investigaciones de la Caña de Azúcar y de Proyectos Azucareros, al igual que la Asociación de Técnicos Azucareros de Cuba.
Un Decreto-Ley publicado en la Gaceta Oficial de la República el 5 de enero de 1956 estableció que el 4 de Noviembre sería el Día de la Caña de Azúcar en Cuba, en recordación del magisterio de Reynoso Valdés, quien formó parte de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana. Esta última surgió en 1861 tras casi 40 años de intentos frustrados por la corona española y es sucesora de la actual Academia de Ciencias de Cuba.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *