Foto: tomada de Internet.

Es importante la capacitación para el logro de tareas y proyectos, dado que es el proceso mediante el cual los trabajadores adquieren los conocimientos, herramientas, habilidades y actitudes para interactuar en el entorno laboral y cumplir con el trabajo que se les encomienda.

Este ejemplo se pone en práctica en la provincia de Villa Clara, con el objetivo de contar con una fuerza de trabajo calificada, la Empresa Azucarera de Villa Clara oferta para el venidero curso lectivo 177 plazas en la enseñanza técnico-profesional, para el estudio de diversas ramas relacionadas con el sector, y contempla también la apertura de nuevas aulas en diferentes municipios del territorio.

Aidelyn León García, especialista en capacitación de la entidad provincial, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que de las 177 plazas se han cubierto 76 (43 por ciento), de ahí la necesidad de incrementar el interés de los jóvenes hacia esas opciones que incluyen fabricación, maquinaria, mecanización agropecuaria y obrero calificado de operador integral de industrias.

Para el curso 2020-2021 -cuyo inicio está fijado en Cuba en noviembre próximo- se prevé la apertura de nuevas aulas, dos de ellas en Sagua la Grande, en el centro mixto Ramón Rivalta, que ofertará los técnicos medios en maquinaria azucarera y en mecanización agropecuaria, precisó.

Ya en ese centro se cursaba también la especialidad de tecnología de la fabricación de azúcar, como muestra evidente del potencial académico e industrial que representa Sagua para Villa Clara.

La especialista añadió que en Santo Domingo, en el centro mixto Félix Álvarez Soto, aledaño al central George Washington, comenzará a ofertarse para el venidero decenio el técnico medio en mecanización agropecuaria, institución docente esta donde ya se cursaba anteriormente maquinaria azucarera.

Mientras en Ranchuelo, otro de los municipios de fuerte tradición cañera en la provincia, se abrirá la especialidad de fabricación de azúcar, apuntó León García.

Otros territorios de Villa Clara que cuentan con centros de la enseñanza técnico-profesional y que ofertan estudios de ramas relacionadas con el sector agroazucarero son Encrucijada, en la escuela Protesta de Baraguá; Camajuaní, en el Francisco Concepción, y Remedios, en la Lidia Doce.

En estas tres instituciones se estudia desde hace varios cursos la especialidad de obrero calificado mecánico operador en procesos de la industria azucarera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *